Lubricantes

Filtros activos

Lubricante Tropical base de...

Precio base 16,00 € Precio 11,04 €
  • -31%

Lubricante Neutro Extase...

Precio base 17,80 € Precio 16,02 €
  • -10%

Lubricante Híbrido (30 ml)...

Precio base 20,00 € Precio 18,00 €
  • -10%

Lubricante All Natural 60...

Precio base 18,50 € Precio 16,65 €
  • -10%

Lubricante de Silicona...

Precio base 21,00 € Precio 18,90 €
  • -10%

Lubricante Play Sensible...

Precio base 23,50 € Precio 21,15 €
  • -10%

Lubricante Tokyo Frutos...

Precio base 27,30 € Precio 24,57 €
  • -10%

Lubricante Natural (140 ml)...

Precio base 21,70 € Precio 19,53 €
  • -10%

Lubricante de Sandía H2O...

Precio base 16,00 € Precio 11,04 €
  • -31%

Lubricante Efecto Frío (50...

Precio base 18,20 € Precio 16,38 €
  • -10%

Lubricante Masculino Anal...

Precio base 28,20 € Precio 25,38 €
  • -10%

Lubricante Corporal con...

Precio base 61,00 € Precio 54,90 €
  • -10%

Lubricante Play Cereza Durex

Precio base 18,20 € Precio 16,38 €
  • -10%

Aplicador Lubricant Set...

Precio base 34,40 € Precio 30,96 €
  • -10%

Lubricante Easyanal (80 ml)...

Precio base 23,10 € Precio 20,79 €
  • -10%

Lubricante de Silicona (120...

Precio base 39,10 € Precio 35,19 €
  • -10%

Lubricante Relajante Anal...

Precio base 28,50 € Precio 25,65 €
  • -10%

Lubricante Masculino Extra...

Precio base 29,00 € Precio 26,10 €
  • -10%

Almohadilla Lubricante H2O...

Precio base 3,70 € Precio 3,33 €
  • -10%

Lubricante de Silicona (30...

Precio base 20,60 € Precio 18,54 €
  • -10%

Lubricante de Silicona (5...

Precio base 3,30 € Precio 2,97 €
  • -10%

Lubricante All Natural 120...

Precio base 26,50 € Precio 23,85 €
  • -10%

Lubricante a Base de...

Precio base 19,80 € Precio 17,82 €
  • -10%

Gel Orgánico (70 ml) Viamax...

Precio base 30,90 € Precio 27,81 €
  • -10%

Lubricantes

Los lubricantes son una sustancia dirigida a suplir la humedad natural de la zona íntima. Su funcionalidad principal es mejorar o facilitar las relaciones sexuales pero también puede ser útil para otras cosas.

La humedad de la zona íntima puede verse alterada por distintos motivos como los cambios hormonales durante el ciclo menstrual, el embarazo, la lactancia, el puerperio (cuarentena) o la menopausia. Pero también puede verse afectada por el uso de determinados tratamientos o medicación. En todos estos casos, el uso de un lubricante es muy importante para mitigar la sequedad vaginal.

La Organización Mundial de la Salud, además, considera que tanto los lubricantes como los preservativos, son productos esenciales para la prevención de embarazos no deseados y de enfermedades de transmisión sexual.

En cuanto al sexo y al placer, los lubricantes ayudan a que las relaciones sean más seguras y placenteras. Gracias a las propiedades de los lubricantes permiten mayor desliz y aseguran menos probabilidades de fricciones y heridas”.

Además, tiene un sinfín de usos:

  • - El más común es para el sexo vaginal, cuando la vagina no produce suficiente lubricación natural durante la estimulación sexual. 
  • - Son usados también para el sexo anal, ya que el ano no tiene una lubricación natural como la vagina y el sexo puede ser más doloroso. 
  • - Se está aumentando su uso en la práctica de sexo oral por la amplia variedad de sabores. 
  • - Puede ser usado con juguetes sexuales o para la masturbación. 
  • - Por último, para dar masajes sensuales. 

Tipos de lubricantes, usos e inconvenientes 

Cualquier práctica sexual puede ir acompañada de un lubricante. Pero no todos los lubricantes pueden ser útiles para todo. Por eso mismo vamos a conocer los distintos tipos y sus incompatibilidades. 

Para empezar, hay que saber que los distintos tipos de lubricantes se distinguen por su textura, tiempo de actuación, pH, osmolaridad, olor, sabor y resto de propiedades.

Entonces hay lubricantes oleosos, de silicona y de base acuosa, y, dentro de ellos, existen además de diferentes sabores, con efecto frío o calor, excitantes, relajantes…

Lubricantes con base de agua

Comparados con los otros, los lubricantes a base de agua son más ligeros, más naturales, se absorben mejor, menos untuosos y más fáciles de retirar.

Son ideales para el tratamiento de la sequedad vaginal, así como en la búsqueda de un embarazo ya que no interfieren con la movilidad de los espermatozoides.

Sus propiedades hacen que estos lubricantes se evaporen más y por tanto sea necesario mayor aplicación y más reiterado. Pero a su vez, se pueden usar con preservativos y con juguetes sexuales de silicona, sin ningún problema. 

Son respetuosos de la flora vaginal y anal y mantienen inalterado su pH. Y por eso es el más aconsejado para personas que tienen irritaciones vaginales. Además, son muy versátiles y no manchan.

En cuanto a inconvenientes, no se pueden usar bajo la ducha porque se diluyen.

Lubricantes de silicona

Los lubricantes de silicona son más densos que los otros y por lo tanto no es necesaria su reaplicación. Son ideales para el sexo anal y para el sexo en la ducha. 

También son los mejores para las largas sesiones de juegos sexuales incluso debajo del agua. Son compatibles con preservativos y el látex en general.

Con lo que sí no es compatible son con los juguetes sexuales de silicona, sólo se podría usar con juguetes de plástico duro, metal o vidrio. 

Además, obligan a limpiarte bajo a la ducha, así que para encuentros más rápidos, es mejor usar los lubricantes de agua. 

Lubricantes oleosos

Los lubricantes oleosos son los más grasos, más duraderos y de más lenta evaporación. Además son los más difíciles de retirar y pueden llegar a manchar.

Son perfectos para masajes sensuales y se pueden utilizar tanto con los juguetes eróticos como para la masturbación y el sexo debajo de la ducha. Aun así, para el coito están recomendados los de base de agua porque éstos pueden generar irritaciones en la vagina.

Su principal inconveniente es que “son incompatibles con el látex”, ya que podría dañar su estructura y provocar su rotura. Con lo cual no son compatibles ni con los preservativos, ni diafragmas.

Por otro lado, la Asociación Española Para el Estudio de la Menopausia (AEEM) desaconseja el uso de lubricantes con base de aceite o silicona “en mujeres con sequedad vaginal porque son menos parecidos a las secreciones naturales que los lubricantes con base de agua y su pH o su osmolaridad no suelen ser los adecuados".

Cómo se usan los lubricantes

No hay ninguna forma concreta de usar los lubricantes. Pero lo mejor es probar primero en una parte de la piel para ver si no produce ninguna irritación y a partir de allí empezar de poca cantidad a más, según la necesidad. 

También es importante distinguir cuándo se necesita un lubricante si hay problemas puntuales de la zona íntima como picores, sensación de ardor o quemazón. En estos casos, no suele haber una patología y  los expertos suelen recomendar usar hidratantes íntimos cuyo efecto es más duradero que el lubricante.